Las mejores cosas para hacer en Beijing. Qué lugares sería pecado no visitar!

Si estás planeando viajar pronto a China, aquí te indico cuáles son las mejores cosas para hacer en Beijing y qué lugares sería pecado no visitar en esa maravillosa e histórica ciudad!

 

  • Distrito Financiero de Beijing.
  • La Plaza Tiananmen (Monumento a los Héroes del Pueblo, el Mausoleo de Mao Zedong, el Congreso de la Asamblea del Pueblo y el Museo Nacional de Historia).
  • La Ciudad Prohibida.
  • El Palacio de Verano.
  • Paseo a la fábrica de seda.
  • La Gran Muralla China.
  • El Parque Olímpico de Beijing.
  • Hutong (vecindario típico de Beijing).
  • Zona turística Del Río Hou Hai.
  • El Palacio del Cielo.

 

Debo decirles que tras una primera parada en Alemania y continuar hasta Beijing, lo primero que hicimos al llegar al hotel fue dormir corrido casi 12 horas… suena a locura pero exactamente así fue.

Nuestro hotel fue el Intercontinental Finantial Street. Está ubicado en el distrito financiero de Beijing, súper céntrico a la hora de caminar para turistear y también para buscar restaurantes donde comer; Sin dejar de lado que la habitación aparte de bella, tenía una vista panorámica increíble de la ciudad.

Al levantarnos, lo que hicimos fue salir a buscar qué comer, lo que fue realmente una proeza jaja. No es nada fácil ubicarse en una ciudad tan grande con los letreros y señalizaciones en chino y donde no sea tan común toparte con personas que hablen inglés.

A la mañana siguiente, fuimos a desayunar al súper buffet del hotel, digo “súper” porque era una cosa exagerada, lo que sea que se te ocurriera para comer, allí lo tenían. El buffet estaba dividido en dos partes, una parte la clasificaban como “desayuno americano” y la otra como “desayuno chino”. Nosotros desayunamos el “americano” pero quisimos indagar y ver qué podía provocarnos de la parte china.

Bueno, en China suelen desayunar lo que nosotros comemos más que todo como almuerzo o cena: pollo, carne, fideos, arroz, vegetales hervidos, etc. Por lo cual continuamos revisando las largas mesas sin tomar nada, hasta que llegamos a la parte de unas salsas. Comencé a levantar las cucharillas para ver qué color y espesor tenían las salsas e imaginarme de qué eran, ya que los identificadores estaban escritos en chino. Pues levanté una y lo que saqué era una salsa con gusanos blancos y gorditos!! hasta allí llegaron las ganas de seguir indagando las mesas…

 
 

Nos fuimos a conocer la Plaza TIANANMEN, la cual es la plaza más grande del mundo y símbolo de la ciudad. (indudablemente, una de las mejores cosas para hacer en Beijing).

En el centro de la plaza se encuentra el Monumento a los Héroes del Pueblo, el Mausoleo de Mao Zedong, El Congreso de la Asamblea del Pueblo y El Museo Nacional deHistoria.

El tema de la contaminación es algo impresionante. No dejaba de sorprenderme ver el cielo siempre tan gris por el smog. Parecía que iba a llover, pero no, es siempre así.

 

 

Al norte de la plaza se encuentra la muralla gigante que abre paso a la entrada de La Ciudad Prohibida.

La Ciudad Prohibida está como #1 entre mi lista de las mejores cosas para hacer en Beijing!

La Ciudad Prohibida nació como ciudad imperial y es hoy día el mayor complejo de palacios que se mantiene en pie.

La belleza en los detalles de su arquitectura y sus colores tan llamativos, tan orientales, son una cosa que te atrapa mágicamente; sientes que te trasladas a las películas, en mi caso a “El último emperador” y  “Mulán”.  Es un lugar majestuoso, que se mantiene allí, en pie, aún cuando intentaron tantas veces destruirlo. Sin lugar a dudas, es uno de los lugares que sería pecado no visitar.

El calor era abrumador. Era imposible no sentir que nos ahogábamos, y la humedad, ha sido la peor que he experimentado creo. Las personas locales tienen como costumbre protegerse del sol con paraguas, todos llevaban uno; algo que nunca entendí porque sol como tal no había, lo que hacía era mucho calor y la humedad que se levantaba de la tierra.

 
 
 

Después de almuerzo fuimos a pasear al Palacio de Verano, el cual se encuentra sobre una pequeña colina rodeada de árboles y en sus jardines tiene pequeños palacios y esculturas en bronce de dragones y aves. El palacio también tiene un lago artificial gigante, en el cual hicimos un pequeño paseo en los barquitos tradicionales con cabeza y cola de dragón. Junto al embarcadero está la construcción de un barco de mármol blanco, sumamente detallado y llamativo, que representaba en su época, la solidez y estabilidad del imperio de la emperatriz Cixi.

Si te preguntas cuáles son las mejores cosas para hacer en Beijing? visitar el Palacio de Verano es una de ellas!

 
 
 
 
 

En la mañana hicimos pequeño tour para conocer una fábrica de seda. La seda producida en China es considerada una de las mejores del mundo, y en muchas de sus fábricas continuan confeccionando algunas piezas a mano para mantener intacto su valor artesanal.

En el paseo, nos explicaron y mostraron cómo separan los capullos de seda del gusano; los remojan y realizan el proceso manual de estirar la seda una y otra vez hasta convertirla con ayuda de ganchos, en hilos. Con estos hilos es que confeccionan luego el tejido.

 

 

La visita a la Gran Muralla China fue una de las cosas más esperadas para mi del viaje a Beijing. Debo decirles que hay muchas maneras de ir. Nosotros teníamos un tour con guía, lo cual es sinceramente lo que más les recomiendo. Muchas veces no queremos hacer esto por el tema de que sale más costoso que ir por nuestra cuenta, pero es que con un tour, te llevan y traen en autobús, con organización y sin problema, y también al llegar a la Muralla, pues no debes hacer las largas líneas, que en épocas turísticas como la que nosotros fuimos, no sólo puede durar horas, sino que el calor es algo del más allá. Aparte de todo esto, pues nunca va a ser mala idea un guía con experiencia que te explique y cuente todo.

La Muralla China fue construida a lo largo de muchos años por orden de distintos emperadores, con la finalidad de proteger y defender la frontera norte del Imperio Chino. La verdad es que varios tramos de ella están destruidos hoy día, así como también otros tantos se mantienen casi que intactos y esto resulta increíble al verlo de cerca.

Se calcula que la muralla mide unos 21.000 kms de largo y la construyeron en su mayoría con piedra, aunque en diferentes tramos utilizaron también otros materiales. Es una obra arquitectónica increíble! Más aún cuando tiene tantos siglos involucrados en su construcción.

Nosotros subimos la Muralla por el sector Badaling. Estaba lleno de turistas al igual que nosotros por lo cual la subida de ese tramo fue lenta y algo apretada. La subida es bien empinada, y con tantas personas y el calor que estaba haciendo, pues se podrán imaginar… jejeje

Cuando estás allí, de verdad es impresionante mirar hacia arriba y ver aquella línea gris de piedra, que va desapareciendo a la vista a medida en que se va alejando sobre las montañas, creando líneas curvas que asemejan una serpiente. Es una obra hermosa, impresionante e imponente.

Cada ciertos tramos tiene una construcción de fuertes, no los construyeron muy lejos unos de otros ya que eran como los centros de control del ejército, y debían rápidamente poder comunicarse entre ellos ante una posible alarma de ataque o emergencia.

De las mejores cosas para hacer, conocer, experimentar y vivir en Beijing! Simplemente maravillosa!

Al día siguiente fuimos al Parque Olímpico de Beijing. El cual fue construido para los Juegos Olímpicos del 2008. Todos los estadios fueron construidos con diseños modernos, originales y llamativos: La Antorcha Olímpica, El Centro Acuático con forma de pecera o cubo de agua con burbujas, y El Estadio Nacional, que parecía un enorme nido de pájaro.

 
 
 
 
 

Después de almuerzo fuimos a visitar un vecindario típico de Beijing, queríamos ver las viviendas tradicionales y la vida un poco más alejada de la modernidad y del turismo. Nos llevaron a los “Hutong”, que son vecindarios tradicionales donde aún viven muchas familias locales.

El camino que te lleva hacia ese tipo de vecindarios, suelen ser callejones muy estrechos y puedes perderte porque todos lucen iguales, entonces te transportan en unos pequeños carruajes de dos puestos que son arrastrados por una bicicleta.

 

Las casas típicas tienen un modelo generalizado, son muros grises y viejos pero tras ellos esconden las casitas en forma cuadrada donde suele habitar toda la familia: abuelos, hijos, nietos y bisnietos si es posible.

Una característica esencial de las casas, es que tienen el jardín en el centro y las habitaciones y la cocina alrededor del mismo. Fue un paseo muy lindo, el dueño de la casa nos invitó un té caliente preparado por él y nos mostró las habitaciones. Sinceramente, si tienes la oportunidad de vivir la experiencia y compartir tan de cerca la tradición de un hogar Chino, no la pierdes. Sería pecado desaprovecharla.

Al salir del Hutong teníamos hambre, así que fuimos a una zona que nos recomendaron que rodea el río “Hou Hai”, la cual está conformada por construcciones pequeñas y antiguas, pegadas unas con otras, las cuales las han ido convirtiendo en bares, pubs y restaurantes. Es muy bonito y colorido ya que el río les pasa por el medio y tienen muchas luces y música. Comimos en uno de sus pequeños locales y nos tomamos un trago para despedir la noche. Una de las mejores cosas para hacer en Beijing.

Nuestro último día en Beijing fuimos a conocer El Palacio del Cielo. Este palacio tiene dos murallas, una interior y otra exterior, y simboliza con su estructura al cielo y la tierra. Fue construido precisamente para dar gracias al cielo por las cosechas y pedir por las siguientes siembras.

El templo está rodeado por un enorme parque verde con numerosos árboles y caminerías donde las personas suelen ir a caminar y reunirse en familia, es muy lindo y se siente mucha tranquilidad. Ese día vimos  grandes grupos de personas bailando con instructores de baile grupales, sobre todo personas mayores, así como niños volando cometas y otros descansando bajo los árboles.

 
 
 

Es muy hermosa esta ciudad, una mezcla de modernidad e historia en una misma ciudad. Tiene muchas zonas con edificaciones modernas e impresionantes, y también muchas partes donde cuidan el espacio natural: hierba, árboles y pequeños jardines.

Gracias por todo Beijing, me fui encantada por ti!

 
 
 

Ahora mis queridos compañeros de viaje, continuaremos planeteando al próximo destino!!

4 thoughts on “Las mejores cosas para hacer en Beijing. Qué lugares sería pecado no visitar!”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *