Qué se puede hacer en Zambia, Africa. Lugares imperdibles que debes conocer!

Si planeas ir de visita a Zambia y quieres saber qué puedes hacer allá y cuáles lugares son imperdibles en tu viaje, aquí te dejo una guía para conocer este mágico país.

Llegamos a Livingstone, y nuestro recibimiento a la salida del aeropuerto fue una bienvenida cultural hermosa! Unos chicos locales bailaban y cantaban vestidos con trajes muy coloridos y llamativos, en un acto folklórico Zambiano. Esa música africana hace que mi corazón se emocione porque cada vez que la escucho, me hace recordar mi infancia de una forma inocente, dulce y feliz. Me hace pensar en el Rey león y las mil veces que la vi de pequeña.

El sol despidió nuestro día de la mejor manera, encendiendo el cielo en un degradado de rojo, naranja y amarillo brillante, los colores que llegan siempre a mi mente cuando pienso en África.

Nos llevaron directamente al hotel donde dejamos nuestras maletas y almorzamos (En África es bastante común que la mayor parte de las veces comas en tu hotel).

El hotel era un sueño! Unas chozas rústicas, elevadas de la tierra, con puentecitos de madera que permitían te trasladaras entre ellas. Cada una con balcón que tenía vista directamente al Río Zambeze. Los puentecitos te conducían hacia el área común donde se encontraba el comedor del hotel, el cual estaba al aire libre y tenía la misma vista que la piscina y los balcones de los cuartos, frente al río. El ambiente eran magia pura!

Al terminar de comer nos dieron un paseo en bote con guía, recorriendo el río mientras caía poco a poco la tarde. Fue bellísimo. Vimos hipopótamos, cocodrilos, elefantes y varias especies de aves. Me quedo corta de tanta naturaleza que pudimos apreciar en tan poco tiempo allí.

Al día siguiente nos levantamos bien temprano y nos llevaron en jeep hasta el hotel Royal Livingstone Victoria Falls, que queda en la rivera del río Zambeze. De allí tomamos un bote que nos llevó hasta el borde de las Cataratas Victoria. Al bajarnos del jeep caminamos un corto trecho para poder ver las cataratas desde su mismo lado del cañón, es decir, estábamos del  mismo lado de las cataratas. Respirabas el olor a hierba, agua y naturaleza en su más puro potencial, mientras la inmensa bruma de agua hacía una especie de neblina que te mojaba y que se difuminaba rápidamente cuando los rayos de luz del sol la atravesaban.

MAGIA…

Tomamos el desayuno allí sentados, frutas, jugos naturales, pan artesanal y mermelada casera, todo acorde a esa maravilla del planeta que teníamos en frente.

Al terminar de comer, hicieron el llamado al cual se animaron únicamente los más valientes del grupo jaja. Debían caminar un poco más adelante y meterse en la conocida “Piscina del Diablo”, con ayuda por su puesto de  los profesionales locales. De mi familia solo mi papá se atrevió a hacerlo jeje, él ha sido siempre el más valiente de la casa. Nosotras le tomamos la foto desde afuera.

La llamada Piscina del Diablo, es una cavidad formada naturalmente en las piedras, que al llenarse de agua parece una piscina, una piscina sin fin hacia el vacío, el mismo de la catarata, sólo que dentro del agua hay una especie de pared bajita de piedra, que no se ve desde afuera, por lo cual no te caerás jamás hacia el vacío. Por cierto, la foto de papá salió increíble! Aquí se las dejo.

Después de la Piscina del Diablo fuimos al puente q constituye una de las fronteras entre Zambia y Zimbabwe. Habían personas lanzándose desde allí en Bungee. Siempre he pensado que quienes se atreven a eso, es o porque son muy valientes o porque están locos! jeje Me arrimé hacia el borde del puente y me asomé hacia abajo y Wow no! que va!! Jaja demasiada adrenalina para mi!

En la tarde, después del almuerzo, nos llevaron al parque de las Cataratas Victoria, ahora sí a la parte que se encuentra del otro lado del cañón, es decir, en el otro extremo. Por lo tanto, podíamos verlas de frente y ver la caída del agua completamente en primer plano. Con todo y que nuestro viaje fue en el mes de Agosto, y en esa época del año no es cuando más agua tienen las cataratas, la vista, las fotos y ellas en sí, fueron algo majestuoso. Yo veía, escuchaba y respiraba aquello, y sólo podía pensar en cuan pequeños y carentes de poder somos los seres humanos. La perfección y grandeza de la naturaleza son cosas inigualables, ni siquiera posibles de imitar en el mejor de los intentos del hombre.

Allí hay varios miradores donde tomar fotos y permitirte un ratico de descanso para observar tanta belleza en la creación de Dios, y también por supuesto fotografiar ese paisaje para siempre en tu memoria.

Al día siguiente nos llevaron a atravesar en jeep  la frontera hacia Botswana.

Agradecida con Dios por su creación y con el universo por haber sentido lo que sentí en ese lugar. Continuaremos ahora planeteando al próximo destino mis viajeros!

1 thought on “Qué se puede hacer en Zambia, Africa. Lugares imperdibles que debes conocer!”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *